En la actualidad, gran cantidad de los alimentos que ingerimos no los podríamos concebir sin las propiedades que lo otorgan los aditivos alimentarios. A la hora de elegir o consumir un alimento, el color y sabor son elementos primordiales, puesto que tiene múltiples atributos además de los estéticos.

El color y sabor como cualidades sensoriales

Para Dana Small, investigadora en Neurología y Fisiología del Sabor de la Universidad de Yale, El sabor está en el cerebro, esto se debe a que esas señales sensoriales ejercen su influencia basadas en asociaciones anteriores.

El sabor por su parte, es el elemento de recordación más importante que puede haber en el mercado para cualquier marca. Además de ser una cualidad sensorial que atrae al comprador se ha demostrado a partir de estudios internacionales que perdura en la mente del consumidor en un 97.3%.

Para Roberto Álvarez del Blanco, profesor de la Universidad de California, la vista ocupa el 58% en importancia de los sentidos y es lo que más impacta en la mente del consumidor, pues facilita la persuasión y genera gran capacidad de recordación.

El color es un componente primordial para que los alimentos tengan mejor aspecto físico y sean apetecibles al consumidor, tanto así que se ha llegado a considerar que en la mayoría de ocasiones las personas tendemos a relacionar el color con la calidad de un producto.

Piccolinni es una empresa colombiana que diseña, elabora y comercializa sabores, fragancias, colorantes y productos químicos para la industria de alimentos, farmacéutica, cosmética, cuidado personal y del hogar.

Si desea más información acerca de los productos que ofrece Piccolinni diligencie el siguiente formulario