El agua es una de las materias primas más usadas en la industria. Mantener su calidad es una tarea fundamental en cada etapa de la producción, incluidas la limpieza, el lavado, la cocción, la evaporización y la fermentación.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) establece que el agua impura, inadecuada o insuficiente, puede producir enfermedades que puedan afectar la salud, especialmente en los niños. Para obtener agua purificada se realizan diversidad de procesos como el microtamizado, la filtración y la coagulación para eliminar sólidos en suspensión.

Tenga en cuenta que la ausencia de un sistema eficiente de recuperación y reutilización de agua puede significar pérdidas significativas en producción y seguridad alimentaria. De ahí que las plantas representan un elemento sumamente versátil puesto que permiten tomar distintas calidades de agua dependiendo de su uso, además de contar con un control automático que facilita la operación y mantenimiento.

Las operaciones de procesamiento y producción por otra parte también exigen una especial atención para controlar problemas como la formación de depósitos, la corrosión, la formación de espuma y la proliferación de bacterias, y para facilitar la deshidratación, la clarificación, la limpieza fuera de línea y otros procedimientos.

¿Qué importancia tiene para la industria de alimentos?

Contar con plantas de tratamiento de agua en la industria, representa grandes ventajas en sus procesos e implicaciones legales. Además, contribuye al ahorro de costos de mantenimiento general o ante riesgos que impliquen la salud del consumidor final.

Los procesos que se desarrollan en este tipo de empresas exigen de un alto consumo de agua potable, tratamiento y canalización de aguas residuales y contaminantes generados, así como el manejo correcto de desperdicios sólidos y líquidos, que deben ser eliminados de manera constante y eficiente, monitoreando al mismo tiempo el cumplimiento de ciertas normas nacionales.

¿Qué beneficios le ofrece una planta de tratamiento de agua?

Una planta de tratamiento de agua simplifica considerablemente el desarrollo de estos procesos haciendo posible procesos como la “Flotación por aire disuelto” o DAF, que consiste en la eliminación de grasas y desechos sólidos flotantes en la superficie de aguas concentradas.

Además, de acuerdo con los sistemas instalados en la planta, es posible eliminar la “Demanda Química de Oxígeno” o DQO, es decir, aquella materia orgánica biodegradable que permanece en su estado inorgánico y algunos desechos disueltos en el agua, lo que permite que su limpieza y el cumplimiento de normativas obligatorias.

Por otro lado esto no sólo reporta a la misma beneficios ecológicos, sino también económicos, basados en la reutilización del agua para diversos fines (sanitarios, higiénicos, suministro, riego, entre otros), y ahorros en costos en materia de limpieza, tratamiento y mantenimiento industrial.

Tabla PAF


PAF (purificación y análisis de fluidos S.A.S) entiende las necesidades específicas de su sector y ayuda a los clientes a alcanzar sus metas al brindar soluciones innovadoras para el tratamiento de agua alineadas con los más altos estándares de calidad.

Si desea más información sobre cómo lograr mejores resultados,diligencie el siguiente formulario.