Los cambios en la manera en la que los alimentos se producen, distribuyen, almacenan y se venden, reflejan el continuo incremento en las demandas de los consumidores en términos de calidad, pocas modificaciones y conservación de condiciones en un empaque inteligente. 

Esto significa que el desempeño del envase que los contiene ya no se mide según las tres funciones típicas que son contener, proteger e informar; considerados como los elementos de satisfacción del consumidor.

Además de cumplir con sus funciones básicas el envase  se está transformando en un medio de sofisticadas interacciones con su contenido y de información relevante para todos los actores de la cadena de valor.

Existe elementos que permiten conocer si la temperatura ha sido constante durante el almacenamiento o si ha habido una ruptura en la cadena de frío, con resistencias variables y permisividad  a la luz (transparentes, traslúcidos,opaco).

Considerando las actuales tendencias de los alimentos procesados listos para consumo o para cocción, los envases inteligentes aportan novedosas opciones que facilitan las distintas formas de preparación y consumo de alimentos, sin necesidad de vaciar el contenido a otros medios para su cocción y preparación.

¿Qué debe tener en cuenta para elegir el material adecuado?

Un material adecuado para la manipulación de alimentos debe cumplir con las siguientes características

Termoplásticos: Aquellos plásticos que por su composición toleran variaciones de temperatura y se ablandan o suavizan al calentarlos y se endurecen al enfriarse. Ejemplos: polietileno (PE), polipropileno (PP), poliamidas (Nylon), polietileno Tereftalato (PET).

Termoestables: Son plásticos que se endurecen una vez que se calientan y al exponerlos nuevamente a altas temperaturas se carbonizan (queman), además son más sensibles a los ácidos. La mayoría de estos plásticos poseen sustancias plastificantes que los hacen más flexibles. Ejemplos: siliconas, poliuretanos y caucho.

¿Qué características debe cumplir para su manipulación?

En un mercado donde la oferta de envases es altamente competitiva, la diferenciación de la competencia se constituye en un factor estratégico. Es muy recomendable que al adquirir , éstos cuenten con el certificado de algún organismo oficial que avale su uso para el procesamiento de los alimentos.


Grupo Phoenix es una empresa dedicada a brindar soluciones funcionales y de calidad a aquellas empresas, establecimientos comerciales e instituciones dedicadas al servicio de la alimentación con un excelente desempeño funcional para cada producto.

Si requiere información o quiere conocer más de los servicios que presta Grupo Phoenix, diligencie el siguiente formulario.