Los sistemas de refrigeración son uno de los ejes centrales en la industria alimenticia y aunque representan un alto costo para la empresas, permiten cambiar o mantener la vida útil de un alimento según las necesidades de cada segmento. En los últimos años la eficiencia energética ha sido el enfoque principal para la sustentabilidad de una compañía. 

Actualmente los avances en los sistemas de refrigeración que se utilizan en la industria  se han ido orientando hacia dos líneas de acción. Por un lado, los fabricantes han buscado ser mucho más amigables con el medio ambiente, eliminando por ejemplo los refrigerantes en base a los Clorofluorocarbonos (CFC) ,por otro lado, reduciendo al máximo el consumo energético.

Consumir eficientemente energía es de tal relevancia que la Comisión Europea, en 1989, estableció un sistema de etiquetas energéticas, por medio de las cuales el comprador se entera de si un aparato según su nivel de consumo y rendimiento, está hecho para consumir eficientemente la energía o no.

En el caso de Colombia, la eficiencia energética comenzó a ser parte de las normatividad desde la Ley 697 de 2001, que la declaró como asunto de interés y conveniencia nacional.

Eficiencia energética

Ahora bien, un refrigerador-congelador de clase A consume 340kWh al año, un 48% menos uno de clase D y un 60% menos que uno de clase G. En los diez años de vida útil que se le presupone, consumiría 5.100 kWh menos (el equivalente a unos 400 euros) que un refrigerador similar de la clase G.

Factores que afectan la eficiencia energética y el rendimiento  de sus equipos:

  • Tensión muy alta : Para eliminar los problemas de tensiones superiores a 132V (nominal 115V) y 240V (nominal 220V) se recomienda el uso de un estabilizador de tensión.
  • Ubicación del refrigerador inadecuada : El sistema de refrigeración no debe quedar cerca paredes expuestas al sol y locales sin ventilación. Bajo las condiciones nombradas, el sistema de refrigeración pierde rendimiento.
  • Termostato inadecuado: Averigüe si el modelo del termostato utilizado es el indicado por el fabricante. Si necesario, consulte el fabricante del sistema de refrigeración.
  • Condensador sucio, cubierto o con falta de circulación de aire: Limpie el condensador y desobstruya los pasajes de aire. Ese truco es muy válido para equipos comerciales.
  • Deterioro y falta de aislamiento térmico : Recuerde que un buen revestimiento evita la proliferación de alérgenos y microorganismos en la refrigeración.  

Imbera es líder mundial en la industria de refrigeración comercial. Su línea de equipos integrados 2 en 1 (congelador y refrigerador) son parte de las nuevas soluciones de alta tecnología y eficiencia energética, como aspecto fundamental que refuerza la estrategia de cada compañía enfocada a la sustentabilidad y optimización de espacios. Si desea más información diligencie el siguiente formulario.