El diseño sanitario se refiere a la estructuración y distribución de los espacios, pensando en una alta productividad pero también en la reducción de los riesgos de contaminación de los alimentos.

Se trata de una práctica de gran importancia y que si se trata con la seriedad que requiere, será determinante como inversión futura en el logro de una gran productividad con estándares de calidad elevados.

Los factores que se deben tener en cuenta para un buen diseño sanitario son:

 

El tamaño y diseño de la planta

Una planta con el tamaño adecuado permitirá que se puedan realizar inspecciones y mantenimientos en cualquier parte, que el flujo de materias primas, insumos y operarios sea cómodo y que la ventilación sea suficiente.

Un tamaño correcto también permitirá la separación de las áreas de producto terminado y las de procesamiento.

 

Macro y Micro diseño

El “macro diseño” serían los espacios, sistemas de ventilación, seguridad e instalaciones hidráulicas. En términos de inocuidad hay que tener en cuenta también el “micro diseño” que tiene que ver más con los materiales, el diseño de los espacios de limpieza y desinfección, los espacios y sistemas de almacenamiento y refrigeración.

Además de todo eso, también habría que tener en cuenta los sifones para desagües, las inclinaciones para evitar posamientos, las uniones entre paredes y pisos, las uniones o soldaduras entre piezas de equipo y otros detalles que son determinantes para evitar contaminación de los alimentos procesados.

 

El perímetro

La ubicación de la planta es parte de todo esto también. Una buena localización evitará la entrada de animales, y también de personal no autorizado. Además, hay que tener en cuenta el clima y factores ambientales que podrían afectar la planta.

 

También le puede interesar: ¡Falta un mes para el evento más importante de la Industria de Alimentos!

 

El objetivo del diseño sanitario de una planta es hacer que los espacios y flujos de producción aporten a la reducción y eliminación de oportunidades de contaminación de los alimentos. En este diseño se debe incluir la entrada de materias primas, su almacenamiento, los insumos que se usarán, el personal y todas sus labores de limpieza y desinfección.

Cada hora invertida en pensar y planear el diseño correcto de una planta, se verá recompensado con altos estándares de inocuidad que serán más fáciles de mantener y vigilar.

 

Expo IAlimentos 2018

El diseño sanitario, será uno de los temas que se tratará en el congreso académico de Food Safety, que desarrolla en el marco de Expo IAlimentos.

En su novena versión, conocerá sobre regulaciones, certificaciones y coyuntura en seguridad alimentaria, con el fin de que todas las empresas reduzcan los riesgos ocasionados por malas decisiones o fallas en la gestión de inocuidad.

Si usted está vinculado profesionalmente a la industria procesadora de alimentos y bebidas en cargos de: Alta gerencia, I+D, Innovación, Compras, Jefes de mantenimiento, producción, maquila, Inocuidad y calidad, podrá asistir sin ningún costo a la Muestra Comercial de Expo IAlimentos 2018.

Regístrese sin ningún costo aquí: