“Los alimentos fermentados tienen una historia tras de sí que se remonta a los orígenes de nuestro contacto con los alimentos. Junto con la deshidratación, es una de las técnicas más antigua para mantener la vida útil de los alimentos”  

Ante la creciente  exigencia de los consumidores por etiquetas limpias, nacen sistemas cada vez más útiles y especializados, con nuevos mecanismos para realzar propiedades y mantener su estabilidad intacta, con mejoras de calidad  para cada producto. 

La fermentación es un proceso económico y sencillo que causa cambios químicos y modifica la funcionalidad de los alimentos, genera cambios en dicho proceso y como consecuencia se mejora el valor nutricional, se disminuyen o eliminan factores antinutricionales, se aumenta la vida útil  de cualquier aplicación y se modifican las propiedades sensoriales, lo cual a veces se traduce en una mejor aceptabilidad por el consumidor.

Por un lado, las técnicas de fermentación, ejercen un efecto preservativo, pre-digieren los ingredientes, disminuyen sustancias difíciles de asimilar y permiten sintetizar nuevos micronutrientes, ejemplo de esto, el proceso de elaboración bebidas como la cerveza que obtienen su nivel de alcohol por medio de la fermentación de cereales, almidones y el manejo de temperatura o vegetales en conserva para realzar sabor y textura.

Así mismo, las bacterias que se producen durante el proceso fermentativo  aportan beneficios muy provechosos en cuánto: 

  • La estabilidad y síntesis de vitaminas.
  • La conservación de antioxidantes.
  • La disgregación de la celulosa.
  • La inhibición del desarrollo de microorganismos patógenos.

Por otro lado integrar ingredientes fermentados es cada más importante para formulaciones que requieren ingredientes naturales, por ejemplo el “azúcar cultivado” o “azúcar de caña cultivada”, proporciona un excelente control microbiano contra patógenos y microorganismos”, y garantiza el control de Listeria Monocytogenes, Bacillus cereus, y Staphylococcus aureus e inhibe el crecimiento de la mayoría de organismos que causan el deterioro de los alimentos.


Verdad de (Brenntang) es una gama de ingredientes naturales que ayuda a extender la vida útil de los productos cárnicos y vegetales, con ventajas tanto para los consumidores, como para optimizar los costes y eficiencia de la  cadena de suministro. Si desea más información sobre este sistema para optimizar procesos de producción, diligencie el siguiente formulario.