¿Cómo se puede alcanzar el objetivo de producir mejores productos midiendo, analizando y actuando en las etapas iniciales del proceso para que la calidad final siga siendo alta y los costos de producción sean reducidos?

Bajo la superficie de un buen sistema de calidad se encuentra la capacidad de detectar no solo el humo antes de la llama, sino también el riesgo de incendio antes de que se declare. Al trabajar eficientemente con varios proveedores, cadenas logísticas, operadores y clientes finales, la industria alimentaria está adoptando herramientas y buenas prácticas para proporcionar la oferta alimentaria más segura en la historia de la humanidad.

Como con los incendios urbanos que daban tantos problemas en la época de Franklin, los riesgos microbiológicos que llevan al deterioro de productos, al daño de la imagen de la marca, al incumplimiento o, peor, a retiros masivos, pueden detectarse mucho antes si sabemos cómo colectar, analizar y responder al volumen de información que viene de numerosos procesos, como el control microbiológico de calidad.

En un mundo que requiere más prevención, transparencia y trazabilidad, los laboratorios de microbiología alimentaria y la industria alimentaria deben trabajar juntos. Los fabricantes de alimentos confían en los laboratorios alimentarios para verificar que los procesos, ambientes y productos responden a los estándares de seguridad y calidad con el fin de proteger a los consumidores y a la marca.

Los productos contaminados implican costos importantes. Se requieren medidas para asegurar la seguridad y calidad. Es evidente: un producto que no corresponde a los estándares requeridos puede ser un riesgo sanitario y puede costar mucho dinero a la empresa. Invertir en controles y autocontroles fiables permitirá a las empresas alimentarias reducir los riesgos y estar cerca del número cero en retiros.

Invertir en laboratorios alimentarios empleando tecnologías avanzadas para resultados más rápidos, precisos y eficientes conduce a una rentabilidad de inversión significativa en la operación de las empresas alimentarias. Los laboratorios de análisis de alimentos ya no se ven como centros de gastos necesarios, sino como partes integrales del portafolio total de la compañía.

Para acceder a más información acerca de costos de retiro de alimentos en la industria ingrese aquí.

Si quiere enterarse cómo bioMérieux puede optimizar los procesos de control microbiológico de calidad en su empresa y ayudarle a reducir el riesgo de un retiro de producto, ingrese sus datos aquí: