La dinámica de la industria alimentaria en la actualidad ha generado diversos cambios, algunos incitados por un consumidor más consciente que quiere conocer la procedencia de los alimentos que ingiere y estar seguro de las buenas prácticas aplicadas en los diferentes procesos, otros cambios generados por los entes regulatorios preocupados por diferentes problemas de salud pública generados por la industria alimentaria y cambios generados por una industria competitiva que apuesta a la innovación y desarrollo de nuevos productos con valor agregado.

En ambos sentidos se ha generado la necesidad de establecer controles de calidad e inocuidad que garanticen la seguridad alimentaria y proporcionen un entorno seguro para el desarrollo de nuevos productos con altos estándares.

Los principales parámetros para garantizar la seguridad alimentaria están relacionados con el control de la contaminación microbiológica, de micotoxinas, alérgenos, metales pesados y pesticidas. Sin embargo, es de vital importancia cumplir con los requerimientos mínimos de veracidad de los alimentos y sus declaraciones en etiqueta, verificar que se cumple con los requisitos mínimos de aporte en grasa, proteína, entre otros y garantizar que el producto no ha sido adulterado con otras sustancias para reducir sus costos.

En esta área específica el laboratorio AOXLAB ha desarrollado pruebas especializadas reconocidas internacionalmente para determinar el fraude en lácteos y cárnicos, estas pruebas sirven como herramienta para garantizar que la leche es 100% leche y en el caso de adulteración conocer en qué porcentaje está adulterada, en esta misma línea se cuenta con pruebas antifraude en cárnicos para validar el origen de la carne, si esta es 100% pollo, cerdo, pavo, caballo, etc.  

Las pruebas antifraude se establecen como medida de aseguramiento de la calidad desde el productor hacia el consumidor final alineadas con políticas de transparencia, equidad y precio justo. Todo esto en materia regulatoria y normativa buscando establecer estándares de aseguramiento de calidad.

En el campo de la innovación, las nuevas tendencias y el desarrollo de la competitividad en las empresas actualmente apunta al lanzamiento de productos prebióticos, con ingredientes orgánicos y/o naturales, sin conservantes artificiales, con fuentes naturales de antioxidantes, sin azúcar, sin gluten y con contenidos de grasa y proteína que permitan la generación de “claims fitness”, estas aplicaciones en la industria láctea y cárnica cobran especial valor ya que estos dos grupos alimentarios representan el 50% de una dieta equilibrada en el consumidor final.

El éxito de los nuevos productos lácteos y cárnicos está representado por un aporte equilibrado de nutrientes y por la adición de ingredientes naturales que aporten beneficios para contrarrestar las principales deficiencias de nutrición en la población Latinoamericana.

Es importante tener en cuenta que los ingredientes elegidos deben contar con los estudios y análisis que respalden la veracidad de las propiedades declaradas, así mismo deben ser suministrados por proveedores fiables que aseguren la estabilidad y trazabilidad de estos.


En el laboratorio AOXLAB trabajamos de la mano de nuestros clientes para asegurar que sus nuevos desarrollos tengan los mejores estándares de calidad sin dejar de lado la innovación de producto y la declaración de propiedades funcionales diferenciadoras previamente testeadas en nuestros laboratorios. Si desea más información diligencie el siguiente formulario.