Menu

Este sitio web utiliza cookies para optimizar navegación, adaptarse a preferencias de publicidad, realizar labores analíticas. Al continuar navegando aceptas nuestra Política de Cookies

Tendencias para las bebidas no alcohólicas en la región

Sudamérica viene experimentando un crecimiento sostenido en las bebidas no alcohólicas, debido principalmente, a que los consumidores están en busca de bebidas saludables como jugos, néctares, agua embotellada o té.

El informe de Euromonitor International, titulado "Las cinco principales tendencias en bebidas no alcohólicas en Norte y Sudamérica", da a conocer detalles de lo que está sucediendo en cada país.

Aguas embotelladas y saborizadas

El agua embotellada saborizada viene creciendo a ritmo constante en Argentina, lo que ha permitido añadir nuevas innovaciones, en cuanto a sabores, tamaños y el uso de otros productos como la stevia o Reb-A, un endulzante natural que llama la atención por la alta demanda no solo de bebidas, sino también de alimentos con bajo contenido de azúcar.

En ese país, las ventas se han visto impulsadas por Danone (Villa del Sur Levité y Ser), Coca - Cola (Aquarius), PepsiCo (H2OH! y Twister) y Nestlé (Awafrut).

Por ende, esta tendencia ha dado oportunidad a otro tipo de innovaciones como son la stevia o Reb-A, un endulzante natural que ha llamado la atención tras la alta demanda no solo de bebidas, sino también de alimentos con baja cantidad de azúcar.

En Bolivia también ha ganado terreno las agua embotellada funcional-saborizada, las bebidas deportivas y los jugos de frutas y/o vegetales, los cuales han experimentado un rápido crecimiento, al ser percibidos como alternativas más saludables. Diferentes marcas locales han venido ingresando a este mercado, ajustándose a los gustos locales y con precios competitivos. Entre otras aparecen: Ultra de la Corporación Boliviana de Bebidas, Splash y Aruba de Pil Andina SA; Prodelac con el agua embotellada Santa Isabel, y Cosmobol SA con Sporade. En lo que respecta al agua embotellada, dos desarrollos están ayudando a ganar terreno: Aquarius de Coca- Cola y Villa Santa Mujer, la cual está enfocada en la mujer y ha tenido una buena recepción.

Bebidas carbonatadas.

Argentina es uno de los países que posee uno de los niveles de consumo per cápita de bebidas carbonatadas más alto del mundo. Este comportamiento se explica, principalmente, por tres factores: primero, es porque este producto se asocia con la tradición local de beber agua carbonatada con los alimentos; segundo tiene relación con que se trata de un consumo aspiracional, y tercero, es que asocian estas bebidas con la familia, dado que ellos la consumen cuando comparten la mesa del almuerzo con amigos o parientes.

En Chile, este producto es una base importante en la familia, debido a que de acuerdo a datos de Euromonitor International, colocan al país en la segunda posición a nivel global en términos de consumo per cápita de bebidas carbonatadas, compradas a través del canal minorista. Esto, a pesar que los consumidores están empezando a mirar alternativas más saludables de consumo.

Colombia en tanto, está surgiendo una nueva tendencia entre los participantes del mercado de bebidas carbonatadas, y consiste en implementar envases más pequeños (273 ml).

Café y té

Brasil posee el consumo per cápita más alto de café fuera de Europa, el café fresco está experimentando un renacimiento en el país.

Con el lanzamiento de la campaña Brasil, el país del café se busca incentivar el incremento del consumo y alcanzar más de 1 kg por persona en el 2018.

En Chilel té le gana terreno al café, incluso, el té es la bebida caliente más consumida, siendo el consumo per cápita más alto de Latinoamérica.

El mercado está dominado por dos participantes principales: Cambiaso Hermanos y Unilever, sin embargo, varias marcas importadas y premium se están haciendo conocidas en el país, como por ejemplo Dilmah, Twinings y Tazo.

Ecuador el té listo para beber es la categoría con el crecimiento más fuerte, por ser considerado una bebida mucho más saludable y beneficiosa que las bebidas carbonatadas y los jugos, por parte de los consumidores.

En Venezuela, la tendencia de té listo para beber emerge como la categoría de más rápido crecimiento en 2013, esto a pesar de su alto costo.

En Colombia se espera un importante impacto en el mercado interno del café con la llegada de Starbucks en agosto de 2013.

"En los últimos años, las cafeterías se han vuelto más populares y han provocado el interés del consumidor en diferentes variedades de café. La llegada de Starbucks ahondará en esta tendencia, y es probable que en los próximos años inspire productos más sofisticados como las cápsulas (actualmente en el mercado pero con volúmenes insignificantes)", enfatiza el informe.


Fuente: Euromonitor International