Menu

Este sitio web utiliza cookies para optimizar navegación, adaptarse a preferencias de publicidad, realizar labores analíticas. Al continuar navegando aceptas nuestra Política de Cookies

¿Qué tan funcionales pueden ser los cárnicos?

Las reducciones de grasa saturada, sodio y alto contenido de proteína son algunos de los lanzamientos de la industria de cárnicos; esto como respuesta a las necesidades del consumidor actual.

Mauricio Restrepo Gallego, director técnico de Ipf, asegura que los desarrollos funcionales se han dado por la búsqueda de lo saludable, además de una necesidad de reivindicar el beneficio de los derivados de la carne por su aporte de proteína y de algunas vitaminas, del complejo B particularmente, que no se encuentran en alimentos de origen vegetal.

Así mismo, indicó que los nuevos desarrollos de ingredientes están dirigidos a:

- Lo natural: colorantes, aromatizantes, antioxidantes (extracto de romero).

- Funcionalidad nutricional: semillas de chía que aportan ácidos grasos poliinsaturados.

- Reducciones de nutrientes críticos: sodio (sustitutos de sal, sal marina, potenciadores de sabor), grasa (agentes texturizantes).

- Sustitución de ingredientes cuestionados: nitritos, fosfatos, colorantes sintéticos.

Por su parte, Vanessa Catalán, editora asociada en infooder.com, asegura en su artículo 'Los cárnicos como alimentos funcionales' que teniendo en cuenta la frecuencia de consumo y la aceptación por parte de los consumidores, los productos cárnicos se pueden considerar para la reformulación y creación de alimentos cárnicos con declaraciones funcionales en su etiquetado.