Menu

Este sitio web utiliza cookies para optimizar navegación, adaptarse a preferencias de publicidad, realizar labores analíticas. Al continuar navegando aceptas nuestra Política de Cookies

Pepsico y Lala compran empresas para hacer crecer sus compañías

Las compañías de alimentos se desarrollan, generalmente, de una manera diferente a las demás industrias porque suelen llegar a un pico de crecimiento donde la empresa no puede crecer más y se establece en un punto de equilibrio, donde es necesario crear nuevas estrategias que le pemitan seguir subiendo para mantenerse en el mercado.

Esto sucede, principalmente, porque el ser humano consume hasta cierto límite los alimentos, por lo que no hay un aumento en la demanda. De allí, que las compañías decidan crear nuevos productos con el fin de innovar en la industria y atraer a nuevos clientes. Sin embargo, el porcentaje de crecimiento que le proporciona este método no es suficiente para cumplir con la tasa comercial requerida que le permita aumentar sus ingresos y evolucionar en la industria.

De esta manera, cuando las compañías llegan a este punto donde la curva se mantiene estable e invariable, los empresarios ven la necesidad de comprar nuevas empresas que le permitan aumentar de forma constante los digitos de ventas hasta alcanzar el éxito.

Así sucedió con la mayor empresa láctea de México, el Grupo Lala, que nació como una pequeña cooperativa pasteurizadora en 1949, pero que ahora controla casi el 50% del mercado de la leche y su portafolio de productos se extiende a gelatinas, zumos, bebidas saborizadas y embutidos. Su meta para este año es convertirse en la empresa favorita de lácteos en América, por lo que ya ha destinado casi 396 millones de dólares en la compra de varios negocios en Centroamérica y Estados Unidos, y espera invertir otros 180 millones de dólares más para posicionarse en todo el continente.

Comenzó con la adquisición de su principal rival azteca, la Pasteurizadora Nazas en 1975, pero sus últimas transacciones fueron la empresa nicaraguense La perfecta a inicios del 2016 y Laguna Dairy de Estados Unidos. Se espera que este año continúen realizando más compras que le permitan continuar expandiéndose hasta ser una de las compañías más grandes del mercado lechero en el mundo. El año pasado la firma dejó ventas por más de 2.500 millones de euros y confían en alcanzar mucho más este año, con el crecimiento acelerado que les va a proporcionar sus nuevas adquisiciones.

También, Pepsico ofertó para comprar una de las compañías lácteas más importantes de Brasil, Fábrica de Productos Alimenticios Vigor S.A. por 1.900 millones de dólares, la cual también había recibido ofertas del Grupo Lala SAB de México para adquirirla.

Este país es una buena plaza para adquirir empresas como las que pertenecen a la industria láctea porque son rentables, ya que la ingesta de leche en Brasil es de 138 litros, en Argentina de 197 litros, en México de 125, en EE.UU. de 273 y en Europa Occidental de 257. Por eso, las empresas se enfrentan para adquir el control de estos lugares que representan importantes ventas.

De esta forma, las compañías grandes se van apoderando de las pequeñas empresas para poder crecer en la industria y obtener un espacio importante en el mercado mundial. Mientras que representa una oportunidad para las compañías medianas de poder llegar a un nivel sobresaliente en este.

Imagen: Pepsico y Grupo Lala

También le puede interesar:

¿Llegó la hora de los Superfoods en la industria?

Leche ultrafiltrada, la última innovación de Alpina

Empresas de alimentos deberán cambiar sus equipos de refrigeración antes del 2030