Menu

Este sitio web utiliza cookies para optimizar navegación, adaptarse a preferencias de publicidad, realizar labores analíticas. Al continuar navegando aceptas nuestra Política de Cookies

La industria aumenta el uso de Glutamato en los alimentos

La industria de los alimentos ha multiplicado por 15 la producción de este aditivo en los últimos 40 años, al pasar de una fabricación de 200.000 toneladas en 1977 hasta las más de 3'000.000 de toneladas producidas actualmente.

Según Pedro Prieto-Hontoria, director de Postgrados e Investigación de la Universidad SEK (Chile), "La industrialización de la dieta y el aumento del consumo de alimentos procesados, que cuentan con un mayor contenido de glutamato, justifica el crecimiento de su uso, aunque el cambio en el nuevo consumidor, más preocupado por su salud, hará que el consumo tienda a disminuir hasta un 20% en el año 2020". Así lo aseguró en una entrevista para el diario 'La Razón'.

La clave del éxito de esta sustancia es que funciona muy bien para la industria de alimentos porque potencializa los sabores de los productos. Sin embargo, cada vez es más difícil distinguir si algo es salado, dulce, ácido o amargo porque los sabores naturales quedan camuflados por este producto.

El glutamato es un aditivo que se produce por una fermentación bacteriana natural que resalta el sabor de cualquier alimento. Su uso se ha disparado de manera alarmante en los últimos años trayendo consecuencias graves en la salud de los seres humanos.

Jesús Fernández Tresguerres, Catedrático de Fisiología y Endocrinología Experimental de la Universidad Complutense de Madrid, lideró un estudio para establecer los problemas que trae el excesivo uso de este elemento en el cuerpo humano. Para ello, experimentó con animales y se dio cuenta que el elevado consumo de glutamato destruye las neuronas de la región cerebral que es la encargada de controlar el apetito, a la vez que influye en la producción de la hormona del crecimiento.

Esto trae como consecuentia que la voracidad se aumente en un 40% debido al buen funcionamiento de los mecanismos inhibidores del hambre, lo que explica la sensación de adicción que producen estos alimentos ricos en esta sustancia.

También explica como ayuda al aumento de la obesidad en el mundo, ya que el glutamato combinado con una alimentación hiperprotéica hace que esta condición se dispare. Mientras que los niños se acostumbran a los sabores intensos y ya les resulta insípidos alimentos como las frutas y verduras.

¿Pero en que alimentos se encuentra principalmente? Podría resumirse que está práctimanete en todos los alimentos procesados. Generalmente, es utilizado en alimentos como productos fritos, snacks, patatas chips, sopas en polvo, pastillas de caldo, patés, pizzas, embutidos, salsas, condimentos, arroz, fideos chinos, aceitunas, encurtidos en conserva, productos cárnicos y otros derivados del pescado.

Actualmente, según el reglamento (CE) nº 1333/2008 del Parlamento Europeo y del Consejo sobre aditivos alimentarios, modificado por el Reglamento (UE) nº 1129/2011 de la Comisión, establece una dosis máxima específica para cada uno de estos aditivos de diez g/kg sólos o combinados, expresados como ácido glutámico. Su consumo de forma moderada no implica complicaciones en la salud, pero si se excede en su uso, sí es desfavorable para el ser humano.

El glutamato monosódico llama la atención del paladar de forma artificial, por eso es importante que los consumidores aprendan a leer el etiquetado de los alimentos y elijan responsablemente lo que compran y consumen. Esta sustancia puede aparecer etiquetada con diferentes nombres como: potenciador del sabor, GMS, MSG, E-621, proteína hidrolizada o extracto de levadura.

Ante esto también la industria debe ser honesta con los consumidores y señalar la cantidad de glutamato que contiene cada alimento con el fin de velar por su bienestar. Más no está bien aumentar el uso de esta sustancia en los alimentos para generar una adicción sabiendo que esta daña la salud de las personas, por más de que esto represente un crecimiento en las ventas o mayores ingresos.

Información tomada de: La Razón

Imagen: La Razón

También le puede interesar:

El arroz plástico no se produce ni comercializa en Colombia

Conozca sobre la reducción de sodio en alimentos

Toxement inaugura nueva planta en Tocancipá