Menu

Este sitio web utiliza cookies para optimizar navegación, adaptarse a preferencias de publicidad, realizar labores analíticas. Al continuar navegando aceptas nuestra Política de Cookies

Conozca que ha pasado con la Fiebre Aftosa (Parte 2)

Fiebre Aftosa genera el aumento del consumo de pollo

Generalmente, los colombianos suelen consumir en promedio 1,5 kilos de carne al mes, es decir 18 kilos al año. Esta cifra se está viendo amenazada con los brotes de la fiebre aftosa, lo que está afectando a los ganaderos.

Sin embargo, los que se han visto beneficiados con esta situación son los vendedores de pollo, quienes tuvieron buenas ventas. El sector avícola logró un crecimiento de 4,9% en la producción en el primer semestre, a la vez que se sigue consolidando como la carne más consumida por los hogares colombianos.

Este aumento se debe, según Andrés Valencia, presidente de Fenavi, a la desinformación que viene circulando alrededor de la fiebre aftosa. Ya que muchas personas creen que su consumo hace daño a la salud humana, pero el viceministro de Salud Pública, Luis Fernando Correa, ya había asegurado que este virus no tiene ninguna repercusión en la salud pública.

A parte de esta creencia, Andrés Valencia, también asegura en una entrevista para La República que la disminución en el consumo de carne también se debe a que la oferta se está reduciendo porque los animales ya no están yendo a las plantas de sacrificio debido a las medidas de cuarentena preventiva que se mantienen en más de 10 municipios.

Estas dos situaciones están favoreciendo el consumo de pollo, que ya tiene un consumo per cápita de 31 kilos, superando por 13 kilos a la carne de res y en 24,2 kilos a la de cerdo. Además, logra niveles de compra de 88,9% en Cartagena, 85,7% en Ibagué, 84% en Barranquilla y Bucaramanga, respectivamente, 83% en Bogotá y 82% en Cali, las ciudades donde más se mueve en ventas.

Este consumo puede seguir aumentándose porque el brote aún no ha sido controlado y se propaga fácilmente, tal como lo establece Rafael Mejía, presidente de la Bolsa Mercantil, en una entrevista para La República.

Sin embargo, Fenavi está analizando la posibilidad de un incremento en el consumo de carne al interior del país porque con el cierre de los mercados internacionales, el ganado que salía para exportación busca una salida en el mercado nacional.

Aun así, también dijo que si esto no pasa, el sector avícola está en capacidad de atender la demanda interna. Prueba de ello es el crecimiento que tuvo en el primer semestre de un 5% llegando a las 750.000 toneladas.

Además, se suma que la producción de pollo alcanzó las 400.000 toneladas en el periodo comprendido entre enero y junio.

Imagen: Pexels

También le puede interesar:

Conozca que ha pasado con la Fiebre Aftosa (Parte 1)

Pruebas antifraude, más que control de calidad

Razones por las que no se puede perder #ExpoIA2017