Menu

Este sitio web utiliza cookies para optimizar navegación, adaptarse a preferencias de publicidad, realizar labores analíticas. Al continuar navegando aceptas nuestra Política de Cookies

Conozca en qué va el plan de reducción del consumo de grasas trans y saturadas en Colombia

En el marco del foro académico "Las grasas alimentarias: Nutrición, tecnología de alimentos y salud pública" realizado por ILSI Nor Andino, se habló sobre el plan de reducción del consumo de grasas trans y grasas saturadas en Colombia. En el evento participaron importantes actores del sector como Blanca Hernández y Ricardo Pollak, quienes brindaron a los asistentes un panorama sobre este tema del cual hablaremos a continuación.

En Colombia se espera reducir la mortalidad prematura por enfermedades no transmisibles en la población de 30 a 70 años, en un 8% a 2018. Lo que salvaría la vida de 14.000 colombianos.

Para ello, varias entidades han desarrollado proyectos que promueven el consumo de alimentos saludables. Según el código de infancia y adolescencia, en la ley 1098 de 2006, el gobierno debe promover los hábitos y estilos de vida que sean saludables para los niños. Por otro lado, la ley 1355 de 2009 en los artículos 8 y 9 afirman que el Gobierno Nacional a través del Ministerio de Protección Social y del Invima deben reglamentar los contenidos y requisitos de las grasas saturadas y trans en todos los alimentos con el fin de prevenir el sobrepeso y las enfermedades crónicas no transmisibles. La política de seguridad alimentaria y nutricional (2004) y el Estatuto del consumidor (Ley 1480 de 2011) promueven hábitos de consumo saludable y protección al consumidor frente a los riesgos para su salud.

Sin embargo, en este momento se está desarrollando el Plan Decenal de Salud Pública que busca el desarrollo de regulación de la composición de alimentos procesados, tendiendes a disminuir los contenidos de sal-sodio; reducir las grasas totales, grasas trans, grasas saturadas; reducir los azúcares añadidos, refinados y libres.

Actualmente, en Colombia el 34,6% de la población sufre de sobrepeso. Mientras que el 16,5% sufre de obesidad. Por ello, se está promoviendo la disminución del consumo de grasas trans y saturadas que pueden generar enfermedades como: diabetes, cáncer, enfermedades cardiovasculares y obesidad.

El ser humano debe consumir menos del 1% por día en grasas saturadas. En el mundo se está consumiendo alrededor del 1,4%, mientras que en Colombia oscila entre 1,25% y 1,49% por día.

Según la regulación colombiana, el contenido de grasas trans que puede tener la comida es de 2g por 100g de margarina o aceite para el consumidor. En el caso de industria, panadería, catering y restaurantes puede ser de 5g por 100g de grasa o aceite para materia prima.

En Bélgica, República Checa, Francia, Polonia, Países bajos, entre otros; ya se están desarrollando acciones voluntarias para reducir el consumo de este tipo de grasas. Dentro de estas están: el desarrollo y reformulación de productos, cambio de etiquetado y apoyo de la sensibilización sobre el impacto de las grasas trans en salud.

En Colombia con la resolución 2508, todo alimento envasado que contenga grasa trans mayor a 0,5g por porción deberá presentarlo en la tabla nutricional, para informarle al consumidor sobre lo que está comiendo.

Además, ya se están desarrollando tecnologías para la reducción de consumo de grasas trans en el mundo tales como la modificación del proceso de hidrogenación, modificación de la composición de semillas de aceites vegetales, fraccionamiento, interesterificación y transesterificación. Con esto están cambiando la forma de operar y producir de las industrias para el bienestar del ser humano.

Plan para la reducción del consumo de grasas saturadas y trans en Colombia

Este tiene como objetivo contribuir a la disminución de la morbimortalidad atribuible a enfermedades no transmisibles (enfermedad cardiovascular), a través de acciones que propendan por la reducción de grasas trans y saturadas en los alimentos que consume la población colombiana.

Para el cumplimiento de esto se han definido cuatro líneas de acción y actividades, que son:

1) Medidas regulatorias: Definición de límites, etiquetado y publicidad de alimentos

-Establecer mecanismos de reducción gradual de grasas saturadas en alimentos procesados y ultraprocesados

-Actualizar la legislación nacional sobre el uso de grasas en los alimentos preparados y procesados ya sea como materia prima o como ingrediente

-Revisar y ajustar la normativa que regula las declaraciones nutricionales y / o de salud para informar a los consumidores el contenido de grasas trans y/o saturadas

-Promover la normativa para restringir la publicidad de alimentos con alto contenido de grasas trans y saturadas especialmente para niños y adolescentes

-Reglamentar el uso del rotulado frontal en grasas saturadas y trans para alimentos procesados y ultraprocesados.

2) Alimentos preparados: Establecimientos gastronómicos, productores de comidas rápidas, panaderías y ventas ambulantes

Establecer lineamientos desde el Invima en concordancia con la resolución 1229 de 2013 y la circular 046 de 2014.

-Articular las buenas prácticas para el uso, manejo y disposición de grasas y aceites en la academia (gastronomía, panadería, nutrición e ingeniería de alimentos)

-Convocar al sector panadero o ejecutar las acciones propuestas en el manual operativo para la eliminación de grasas trans y la reducción de grasas saturadas en los productos panificados

-Construir, validar y difundir un documento técnico que contenga las buenas prácticas para el uso, manejo y disposición de grasas y aceites durante la preparación de alimentos

-Sensibilizar al sector de comidas rápidas para formular un plan de trabajo en el control de la producción de grasas trans para alimentos preparados.

3) Información, educación y comunicación (IEC)

-Implementar el programa de IEC en SAN para sensibilizar a la población sobre los diferentes tipos de grasas, los alimentos que las contienen y sus efectos en la salud

-Orientar la producción de herramientas pedagógicas para que las DTS las difundan y sensibilicen en los diferentes sectores la adopción de buenas prácticas en el uso, manejo y disposición de grasas y aceites.

-Validar con el Invima y otros sectores las herramnientas sobre las buenas prácticas en el uso, manejo y disposición de aceites y grasas, para que sean difundidas como parte de las acciones del IEC.

4) Investigación

-Realizar estudios a profundidad de la ENSIN para identificar fuentes alimentarias de grasas trans y saturadas de mayor consumo como insumo para formular políticas, planes y estrategias dirigidas a reducir el consumo y/o contenido en alimentos industrializados y/o preparados de manera artesanal

-Promover la articulación intersectorial para la obtención y ampliación de los datos del contenido de las grasas trans y saturadas en los alimentos fuente como parte de la actualización de la tabla de composición de alimentos colombianos.

-Gestionar alianzas estratégicas con el sector académico y privado para que se genere investigación sobre las opciones disponibles para la disminución de grasas trans y saturadas en los ingredientes y fuentes alimentarias de mayor consumo.

Teniendo en cuenta esto, las acciones específicas que debe desarrollar el gobierno están: la reglamentación por medio de la actualización 2508/2012 propuesta para grasas saturadas, rotulado frontal; documento técnico del buen uso de aceites y grasas, construcción, validación y difusión; e investigación, análisis de la ENSIN. Por otro lado, la industria en cambio debe brindar información acerca del contenido de grasas saturadas en los productos, aportar al documento y difundirlo, y aportar con sustitutos y desarrollo tecnológico para reducir el consumo de grasas saturadas y trans.

Finalmente, en el país este cambio se irá desarrollando paulatinamente. En este momento se está trabajando en la normativa para después implementarla rápidamente en toda la industria de alimentos y el sector horeca.

Imagen: Alexánder Sánchez

También le puede interesar:

Conozca las actividades especiales de Expo IAlimentos

¿Qué debe tener en cuenta para innovar sensorialmente?

Póngase al día con la innovación de envasado y procesamiento en la industria de alimentos