Menu

Este sitio web utiliza cookies para optimizar navegación, adaptarse a preferencias de publicidad, realizar labores analíticas. Al continuar navegando aceptas nuestra Política de Cookies

Automatización personalizada en la industria de alimentos

La automatización ayuda a enfrentar los procesos de tareas repetitivas, incrementando los niveles de eficiencia y reduciendo los costos en la industria de la manufactura. La tecnología es cada vez más accesible y adaptable a las necesidades de la industria de alimentos. Los procesadores de alimentos están comenzando a aprovechar las ventajas de las nuevas soluciones para dar respuesta a las demandas de los desafíos de producción actuales.

Ahorros significativos

Usar soluciones de automatización en las instalaciones para procesar alimentos puede ayudar a mejorar la productividad al reducir la cantidad de operaciones manuales durante el proceso operativo completo; un ___ que considerar en cuanto a procesadores que buscan resolver problemas de contratación, entrenamiento y retención de una cambiante fuerza de trabajo.

Un proceso automatizado puede tener un impacto sustancial en los resultados de los procesadores al reducir el desperdicio de materiales y los costos de envasado.

Enfoque en inocuidad de los alimentos

La automatización puede ayudar a los procesadores a incrementar los resultados en seguridad y, en consecuencia, la confianza en sus procesos al disminuir la posibilidad de errores humanos. Un proceso automatizado puede limitar la exposición a factores externos durante el proceso de envasado y disminuir los riesgos de contaminación cruzada, incrementando la inocuidad de los alimentos.

Comodidad personalizada

Aunque los procesadores comparten objetivos comunes como inocuidad alimentaria y eficiencia operativa, ninguna línea de producción es igual. Por esta razón, es importante buscar opciones personalizadas que respondan a las necesidades específicas que hagan más eficiente cada etapa del proceso.

La automatización es una solución a la alta rotación del personal y permite incrementar la consistencia en las distintas etapas del proceso. Los procesadores pueden aprovechar las ventajas de la automatización en la carga de bolsas, el envasado al vacío y en la estación de sellado. Las respuestas se adaptan y personalizan para un amplio rango de tamaños y formas de productos, permitiendo trabajar con diferentes formas y texturas.