Menu

Este sitio web utiliza cookies para optimizar navegación, adaptarse a preferencias de publicidad, realizar labores analíticas. Al continuar navegando aceptas nuestra Política de Cookies

Aire comprimido en la industria de alimentos y bebidas

Si desea aumentar la seguridad de sus procesos y la disponibilidad de sus máquinas deberá empezar por el principio. Lo primero es examinar con lupa la alimentación del aire comprimido, ya que las partículas, el agua y el aceite son los enemigos naturales de un aire comprimido perfectamente depurado. Crean problemas a los componentes y exigen una energía adicional. Una adecuada preparación del aire comprimido aumenta de forma significativa la vida útil de los componentes y sistemas neumáticos, al igual que la seguridad de sus procesos y productos.

Siempre que el aire comprimido entra en contacto con los alimentos, es preciso extremar la precaución, ya que el aire comprimido no es puro por naturaleza. Todo lo contrario: en todas partes hay diferentes concentraciones de componentes sólidos en forma de polvo. Al enfriarse el aire comprimido se condensa el agua en forma de humedad. Por lo tanto, para obtener productos alimenticios de alta calidad en beneficio de fabricantes y consumidores, es importante disponer de aire comprimido de la calidad apropiada en cada caso.

aire comprimidoPreparación del aire comprimido de acuerdo con la norma

En la industria alimentaria y de bebidas, el aire comprimido debe satisfacer las más estrictas exigencias de calidad. Su cumplimiento es de vital importancia para garantizar la mayor calidad posible de los alimentos y, por lo tanto, para proteger la salud de los consumidores.

Las normas internacionales tienen precisamente esa finalidad. La norma ISO 8573-1:2010, p.ej, recoge los requisitos de calidad de aire comprimido y determina qué cantidad máxima de contaminantes y tamaños de partículas puede contener cada clase correspondiente. Al mismo tiempo, las normas también definen estándares comprensibles y transparentes, lo que permite que los fabricantes que las cumplen puedan acceder a los mercados de todo el mundo.

Por este motivo, una preparación del aire comprimido según la norma y energéticamente eficiente para soluciones de automatización exige considerar diferentes parámetros como las clases de calidad para:

partículas sólidas,

contenido de agua y

contenido total de aceite. La norma ISO 8573-1:2010 ofrece una definición al respecto.

Automatización higiénica y eficaz en la producción de alimentos. Seguridad alimentaria

Factores que determinan la calidad necesaria del aire comprimido:

No es necesario disponer de la misma calidad de aire comprimido en todos los puntos del sistema de producción. Por lo tanto, es indispensable disponer de un concepto bien elaborado para que la preparación del aire comprimido sea eficiente. Ese concepto debe contemplar los requisitos específicos que cada alimento plantea en relación con los sistemas utilizados para su producción. Por lo general es recomendable disponer de una combinación de preparación centralizada y descentralizada del aire comprimido.

Aire comprimido como aire de trabajo y de pilotaje:

En la mayoría de los casos, el aire comprimido se utiliza como aire de trabajo y de pilotaje, por ejemplo, para controlar válvulas, cilindros o pinzas. En ese caso es necesario extraer las partículas de suciedad contenidas en el aire únicamente para evitar la corrosión y el desgaste prematuro de los componentes neumáticos. Para esta aplicación se recomienda la clase [7:4:4], que se obtiene utilizando un secador por frío central con separador de aceite y un filtro grueso (40 µm).

El aire comprimido entra en contacto directo con alimentos secos (p.ej., cereales, leche en polvo). Además .el aire comprimido se utiliza para el transporte, el mezclado o, en general, para la producción del alimento, entrando de este modo en contacto directo con el alimento. Dado que se trata de alimentos secos, deben cumplirse criterios más estrictos en lo relativo a la humedad del aire. Para este caso individual se recomienda, por ello, la siguiente clasificación de la calidad del aire comprimido según ISO 8573-1:2010:

Partículas sólidas: clase 1

Agua: clase 2

Aceite: clase 1

Aire comprimido como auxiliar del proceso

Si el aire comprimido se utiliza como aire auxiliar del proceso, por ejemplo, si se usa para el soplado de moldes o si establece contacto directo con los alimentos, la clase de pureza debe ser claramente superior. Sin embargo, eso por lo general solamente es necesario en zonas muy específicas. Por lo tanto, en esos casos es recomendable utilizar un sistema descentralizado de preparación del aire, directamente junto a la unidad consumidora. De esa manera únicamente se prepara la cantidad necesaria de aire comprimido de mayor calidad, lo que significa que se ahorra energía. Además, si la unidad de preparación de aire se encuentra cerca de la unidad consumidora, se minimiza el riesgo de una renovada contaminación, por ejemplo, por partículas de óxido que pueden encontrarse en los tubos.

Cascadas de filtración para aplicaciones típicas

La norma ISO 8573-1:2010 únicamente define las clases. No contiene una recomendación concreta sobre la pureza del aire comprimido que debe utilizarse en la industria alimentaria. Las directivas y recomendaciones de VDMA y BCAS, p. ej., sí permiten seleccionar las cascadas de filtración apropiadas.

El aire comprimido entra en contacto directo con alimentos "no secos"(p. ej., bebidas, carne, verdura)

El aire comprimido se utiliza para el transporte, el mezclado o, en general, para la producción del alimento, entrando de este modo en contacto directo con el alimento.

Es aplicable la siguiente clasificación de la calidad del aire comprimido según ISO 8573-1:2010:

Partículas sólidas: clase 1

Agua: clase 4

Aceite: clase 1

A través de los últimos 25 años, con su presencia directa en el país, Festo se ha convertido en el socio número uno de las compañías involucradas en el sector de alimentos y bebidas. Con sus productos especializados y su servicio de asesoría en la preparación de aire comprimido, Festo ha colaborado a elevar los estándares de calidad de la industria Colombiana.

Link de interés:

Druckluftaufbereitung_es.pdf
Druckluftaufbereitung_Auswahlhilfe_es.pdf
www.festo.com/cms/es-co_co/9643.htm

Federico Patiño
Experto Festo para la Industria de Alimentos y Bebidas
No. Celular: 315 - 5787993
Correo electrónico: Federico.patiño@co.festo.com