Menu

Este sitio web utiliza cookies para optimizar navegación, adaptarse a preferencias de publicidad, realizar labores analíticas. Al continuar navegando aceptas nuestra Política de Cookies

5 recomendaciones para el etiquetado de productos

Las etiquetas en los alimentos deben representar una información corta dentro de la lista de ingredientes que este posee, en pocas palabras una etiqueta limpia, donde los clientes puedan encontrar ingredientes simples, derivados de las fuentes naturales y que además sean seguros para ellos.

Ante esto se debe tener en cuenta los siguientes parámetros para que la etiqueta cumpla con lo deseado para el consumidor.

1.Mantenerla limpia

Mantenerla una etiqueta limpia evita que se le generen demandas como, productos libres de químicos

que resultan ser aditivos a la hora de consumirlos.

2.Llegar al corazón de los clientes

El término " naturales" en los paquetes de alimentos ha sido la causa de numerosas trampas a las autoridades, donde los consumidores argumentan que las implicaciones inherentes a tales etiquetas son engañosas.

Ahora, los clientes están buscando descripciones más concretas para cubrir lo que quieren en su alimentación, como ingredientes sin azúcar, color o conservantes. Una etiqueta cada vez más popular es, "libre de gluten", que aparece en todo tipo de alimentos y bebidas.

3.No todos los edulcorantes son los mismos

La adición de azúcar, que se destaca en las nuevas etiquetas de los alimentos de la FDA, pueden hacer que los consumidores reconsideren un producto, sobre todo si prometen beneficios para la salud.

Muchos clientes también tienen una aversión al jarabe de maíz alto en fructosa, un hecho que los productores han aprovechado al jactarse de su ausencia en los productos libres del edulcorante.

4.Químicos reemplazados

Los productores de bebidas se enfrentan a un desafío particular en el logro de apelación etiqueta limpia como ellos fueron los que tendían a utilizar un número de ingredientes complicados de resonancia, como el aceite vegetal bromado (BVO), isobutirato de acetato de sacarosa (SAIB) y éster de glicerol de colofonia de madera (éster goma ) para lograr el equilibrio deseado entre sabor y la densidad en las bebidas. En lugar de los nombres largos, las etiquetas no muestran una variedad de gomas, como goma de acacia, que también se llama goma árabe, y goma de éster.

Los productores de bebidas también están recurriendo a la chía y quinoa en polvo, productos como estabilizadores de bebidas.

5.Nuevos retos y oportunidades

Los fabricantes de alimentos y bebidas están trabajando en la limpieza de su actuar en cuanto a etiquetas de los alimentos, Algunas empresas han sacado provecho de esta tendencia, ofreciendo consultas sobre los ingredientes naturales que pueden tomar el lugar de lo que la gente prefiere en los paquetes de alimentos.