Menu

Este sitio web utiliza cookies para optimizar navegación, adaptarse a preferencias de publicidad, realizar labores analíticas. Al continuar navegando aceptas nuestra Política de Cookies

Asegúrese de la calidad e inocuidad a la hora de exportar

Dec 20 4:22 PM

Antes de exportar conozca la normatividad en inocuidad que corresponde a su producto y al país al cual vaya a exportar.

La inocuidad es un factor de gran importancia para la industria de alimentos. Las condiciones sanitarias adecuadas en los diferentes procesos como la fabricación, los empaques y la distribución evitan que alimentos contaminados lleguen a los consumidores y afecten su salud.

“Los exportadores deben conocer las normas nacionales e internacionales que certifiquen que el alimento no causará un daño al consumidor, las cuales varían dependiendo del mercado y del producto”. Procolombia.

Precisamente, para proteger a los consumidores, tanto a nivel nacional como internacional, se establecen medidas que deben ser tenidas en cuenta, y para las exportaciones no es la excepción,  se debe conocer la normatividad y buscar asesoría de expertos.

“Los exportadores deben conocer las normas nacionales e internacionales que certifiquen que el alimento no causará un daño al consumidor, las cuales varían dependiendo del mercado y del producto. ProColombia puede orientar al empresario a que conozca cuáles son las normatividades internacionales que exige un país determinado dependiendo el plan exportador de cada empresa. También tiene contacto con las entidades que tienen que ver en los procesos de inocuidad como el Ministerio de Agricultura, el Instituto Colombiano Agropecuario (ICA) e Invima”, dice ProColombia.

 

FSMA Y ESTADOS UNIDOS

Por ejemplo, en el caso de Estados Unidos la mayor parte de los alimentos para consumo humano y  para consumo de animales son regidos por la Administración de Alimentos y Medicamentos de los EUA (FDA en inglés), la cual ha implementado una nueva ley llamada Ley de modernización de Inocuidad de Alimentos (FSMA en inglés). Esta ley contiene requisitos para productores en campo, empaques, procesadores, manipuladores, transportistas, importadores y otros, y busca mejorar la inocuidad de los alimentos y la salud del consumidor.

Además de conocer esta normatividad, los exportadores de productos elaborados deben registrar cada una de sus instalaciones con la FDA (esto es de 1 de octubre a 31 de diciembre) e incluir el nombre y contacto de importador/representante en los EUA.

“La nueva ley contiene una norma de Buenas Prácticas de Manufactura (21CFR117 Subparte B)  que son la base fundamental (con otros prerrequisitos) para la elaboración inocua de alimentos. Estos tendrán que hacer un análisis de peligros y de allí elaborar un plan de inocuidad para cada uno de sus productos y procesos. También hay normativas de transporte y de un plan de defensa para prevenir contaminación intencional”, explica Juan L Silva, PhD., profesor y experto en Proceso e Inocuidad de Alimentos, Mississippi State University.

“El empresario debe recurrir a su cámara de exportadores, a su gobierno y al representante agrícola de la embajada de EUA, además de expertos. Tiene que estar seguro de que obtiene  información veraz y completa” Juan Silva, PhD., profesor y experto en Proceso e Inocuidad de Alimentos, Mississippi State University.

Silva indica que también hay normativas de etiquetado y de alérgenos que se deben tener en cuenta y que los exportadores de alimentos deben saber que hay estándares de identidad, de llenado, y otros que tienen que ver con la identidad del producto. En términos de calidad deben regirse por sus más altos estándares, dependiendo de las demandas del mercado.

Algunas recomendaciones

Juan L Silva, PhD., profesor y experto en Proceso e Inocuidad de Alimentos, Mississippi State University, al referirse a las exportaciones a Estados Unidos, dice que el exportador debe conocer ante todo la normativa de EUA con respecto a alimentos. El titulo 21 del código federal de regulaciones (CFR en inglés) contiene la mayoría de estas regulaciones pero hay otras como las del departamento de seguridad interna en términos de registro de instalación, notificación previa, etc. que también hay que conocer, además de los requisitos aduaneros. Para exportadores de hortofrutícolas, también se requiere certificados de salud vegetal.

“El empresario debe recurrir a su cámara de exportadores, a su gobierno y al representante agrícola de la embajada de EUA, además de expertos. Tiene que estar seguro de que obtiene  información veraz y completa. También conocer cómo se manejó su producto, no solo hasta el importador, sino hasta que llega a las manos del consumidor para tener una mejor idea de qué hacer para mantener su calidad óptima y garantizar la inocuidad a través de la cadena”, concluye Silva.

 

Otras noticias:

Prácticas de inocuidad necesarias en su empresa

ABC de la aprobación de sus proveedores como prerrequisito para el plan HACCP

Los almidones resistentes como ingredientes para los alimentos